Salsa de queso y Guinness

0
340
Recetas. Salsa queso cheddar y cerveza Guinness

No es necesario que el plato sea contundente para que su receta aparezca aquí. En esta ocasión os traemos una salsa muy apetecible para tomar el aperitivo con un poco de pan tostado o para acompañar una carne roja. El resultado va a ser enriquecer el plato y darnos cuenta de lo bien que se combinan el queso y la cerveza negra. La versatilidad de la receta hace que puedan utilizarse muchas clases de queso, cheddar, manchego, tierno de cabra, de bola…

Dificultad: Fácil

Tiempo: 15 minutos

Comensales: 8

Ingredientes

  • 140 gramos de queso cheddar
  • 60 gramos de crema de queso (de untar)
  • 30-40 mililitros de cerveza Guinness
  • 30 gramos de mostaza antigua (de Dijon)
  • 20 gramos de cebolla
  • 5 gramos de salsa inglesa (también llamada Worcestershire)
  • Pimienta negra molida
  • 4 hojas de perejil fresco, si es posible
  • Una pizca de chile o cualquier especia picante (opcional)

Desarrollo de la receta

Rallamos el queso y lo echamos en el vaso de la batidora de mano. Incorporamos la crema de queso, la cerveza negra y la mostaza. Trituramos en la batidora hasta que obtengamos una crema homogénea.

Pelamos la cebolla y la troceamos. La echamos en el vaso donde tenemos la mezcla anterior, añadimos la salsa inglesa, la pimienta negra, las hojas de perejil y, has decidido darle un punto de picante, el chile o la especia similar.

Volvemos a triturar hasta llegar a una crema que sea homogénea. Probamos el preparado por si hubiera que rectificar de especias o aderezos. Una vez más nos encontramos en la cuestión de gustos. Puedes buscar la crema más fina o, por el contrario, preferir un preparado más denso. Si quieres la salsa como acompañamiento será mejor intentar hacerla más fina. Si, por el contrario, piensas comerla como aperitivo untado en pan, puede ser algo más espesa. Le irá perfecto al canapé.

Guardamos la crema de queso y Guinness en un recipiente cerrado en el frigorífico hasta el momento de servirlo.

Nos encontramos con una receta ideal para los acompañamientos. Si servimos la crema con pan el resultado será un aperitivo original y sabroso. Si decidimos sacarlo a la mesa con una carne a la parrilla o a la plancha le dará un gusto diferente aportando un sabor distinto.

Por último, una buena noticia. Teniendo en cuenta que la botella de Guinness es de 33 cl. y que hemos utilizado casi una décima parte de ella… el resto de la cerveza nos la podemos tomar mientras le damos a la batidora.

Apunte del “cocinillas”

Una vez hecho el plato te das cuenta de lo potentes que son los ingredientes. Sobre todo el tipo de mostaza que se utiliza, la salsa inglesa o la cerveza negra. Son ingredientes que, en conjunto, pueden dar un sabor demasiado fuerte. Así que, sobre todo en el caso de hacerlo como aperitivo, hay que tener mucho cuidado con las cantidades. Siguiendo exactamente la receta o, incluso, empezar con menos cantidades de estos ingredientes e ir corrigiendo por el camino.