Merluza a la cerveza al horno

0
4244
Merluza al horno

Ya iba tocando algún plato de pescado. Mira que me lo habían dicho, «la cerveza también se puede utilizar para cocinar pescado», «no estaría mal que cocinaras alguna vez pescado», «qué bien te vendría algo de pescado en la dieta»… Así que, por fin, me he decidido.

El de hoy no deja de ser un clásico. Una merluza al horno se ha hecho una y mil veces. De las más distintas formas y con los más variados acompañamientos, el gesto de meter la bandeja al horno con una merluza dentro no nos es extraño a nadie. Como no podía ser de otra forma en El Santuario teníamos que intentarlo con cerveza. Y, también para no perder la costumbre, yo me he decantado por la forma más fácil.

Dificultad: Fácil
Tiempo: 50 minutos
Comensales: 4

Ingredientes

  • 1 merluza de kilo y medio aprox. (puede ser pescadilla)
  • 250 ml. de cerveza
  • Dos / tres patatas medianas
  • Una cebolla
  • Dos pimientos verdes más bien pequeños
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Desarrollo de la receta

Como ya he dicho me he decantado por la forma más fácil que he visto (ya habrá tiempo de complicarnos). Y cuando quieres hacer las cosas fáciles lo mejor es dejar a los profesionales. Así que lo primero es pedirle al pescadero que nos abra la merluza en lomos y nos saque filetes además de dejarla bien limpia de espinas.

Ya en casa pelamos las patatas y las cortamos en láminas finas. Hacemos lo mismo con la cebolla y la cortamos en juliana. Los pimientos los lavamos y limpiamos. El corte podemos hacerlo también en rodajas. Otra opción es hacerlos en tiras que tendrán que ser bastante finas.

En un recipiente apto para horno echamos un chorro de aceite. Colocamos las patatas y, sobre ellas, la cebolla y el pimiento. Otro chorrito de aceite y sal y lo metemos al horno previamente precalentado a 180 grados. Ahí van a estar unos 15 minutos más o menos.

Comprobamos que les queda ya muy poco para terminar de hacerse y las removemos. Cogemos los lomos de merluza, los salpimentamos y colocamos sobre la cama de patatas, cebolla y pimiento. Los regamos con la cerveza y al horno. Podemos subir un poco la temperatura pero siempre entre los 180 y los 200 grados. A partir de los diez minutos de cocción comenzamos a comprobar cómo está la merluza. Depende del tamaño, no le hará falta demasiado tiempo. Como mucho hasta los 15 minutos. Debemos tener cuidado de que no se seque la merluza.

Apunte del «cocinillas»

Estaremos todos de acuerdo en que la cesta de la compra ha subido mucho en los últimos tiempos. Por eso, al ver en la pescadería que la pescadilla estaba muy barata me acordé de mi madre cuando dice «la pescadilla es una merluza pequeña… o casi». Así que hoy me ha salido bastante barata la receta.

Otro de los consejos de mi madre viene por el tema de lo que se tardan en hacer las patatas en el horno. Hoy no lo he hecho y es posible que se me hayan quedado un poco «tiesas». Para la próxima les pegaré un primer toque en el microondas con un poquito de aceite y lo terminaré de hacer con el pescado.

Por último, 200-250 mililitros de cerveza, una medida muy mala. Así que, si hemos escogido una lata de 33 para cocinar, el primer trago (con la cerveza todavía fresquita) nos lo tomamos de esa lata para apurar la cantidad.