Salmón al horno con salsa de tomate, manzana y cerveza

0
381
Recetas Salmón y cerveza

Lo habitual en esta sección es buscar una receta en internet o en algún libro de cocina que lleve cerveza. En esta ocasión, lo que voy a hacer es adaptar una de esas recetas sustituyendo uno de los ingredientes, la sidra, por el INGREDIENTE, la cerveza. Además, para hacerlo más sencillo y económico, lo convertiremos en una salsa de acompañamiento y quitaremos alguno de los ingredientes. En los recetarios la encontraréis como Salmón a la asturiana. Aquí, haremos salmón al horno con una estupenda salsa de tomate, manzana y cerveza.

Dificultad: Fácil
Tiempo: 30 minutos
Comensales: 5-6

Ingredientes

  • Un lomo de salmón de kilo y cuarto
  • 1 lata de cerveza rubia (33cl.)
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 1 ñora (pimiento seco)
  • 1 manzana golden
  • 1 tomate maduro
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Desarrollo de la receta

La noche anterior ponemos en remojo la ñora para que se hidrate y obtengamos más carne de pimiento.

Colocamos el lomo de salmón en una fuente de horno sobre un poco de aceite y un ajo cortado en láminas no muy finas. Le echamos por encima la sal y otro poco de aceite y reservamos para meter al horno diez minutos antes de acabar la salsa.

Vamos a preparar los ingredientes de la salsa. Limpiamos la cebolla y los dos ajos restantes y cortamos en trozos pequeños. Pelamos la manzana y la cortamos también en pequeños trozos. Sacamos la pulpa de la ñora raspando la piel y quitamos las pepitas. Pelamos el tomate y quitamos las semillas.

En una sartén o cazuela, con un poco de aceite, pochamos la cebolla y los ajos muy picados. Cuando empieza la cebolla a dorarse, echamos la cucharada de harina. Mezclamos bien removiendo y lo dejamos cocinar un par de minutos. Echamos el resto de ingredientes de la salsa; la pulpa de la ñora, la manzana troceada, el tomate pelado, un poco de sal y la cerveza.

Aprovechamos para meter el salmón en el horno a media altura. El horno estará precalentado a 190°. El salmón va a estar en el calor unos diez-once minutos. Los dos últimos podemos subirlo de altura para conseguir que se dore por encima. Cuidado de no pasarnos con el tiempo en el horno porque podría secarse demasiado el salmón.

Dejamos cocer la salsa a fuego medio durante diez minutos. Probamos por si hiciese falta un poco de sal y para ver cómo ha reducido la cerveza. Echamos el contenido de la sartén en el vaso de la batidora. Trituramos y ya tenemos la salsa.

Sacamos el salmón del horno y servimos con la salsa. Vamos a tener un salmón al horno con un sabor muy rico distinto al típico con especias o limón.

Apunte del “cocinillas”

Lo de los ajos debajo del salmón a la hora de meterlo al horno es un consejo de mi madre (el resto de la receta también, pero bueno…). Parece que no van a transmitir sabor pero sí se nota. Se cortan en dos y se ponen debajo del salmón. Si la pieza es grande habrá que poner otro…

Como siempre, el tiempo en el horno es muy relativo. Depende del horno de cada uno así que hay que estar vigilante. Pongo lo de los dos minutos finales en la parte alta del horno porque yo, como puede comprobarse en la foto, no logré que se dorase lo que pretendía. Cuando llevaba un minuto en la parte alta del horno tuve que sacarlo porque se me iba a secar demasiado el salmón.

Otra cosa “a gusto del consumidor” es cuánto triturar la salsa. Puede quedar un poco espesa o más líquida así que habrá que ir poco a poco con la batidora controlando la consistencia.