«Duxelles» de champiñones y cerveza

0
908
Receta Duxuelles champiñones cerveza

La “duxelles” es una elaboración tradicional francesa que se hace con un picadillo hecho con champiñones y chalotas muy finamente picados y cocinados con mantequilla y vino aunque aquí, como no podía ser de otra forma, lo haremos con cerveza. Este picadillo suele emplearse como relleno o guarnición de carnes que pasan a tener el apellido “a la Duxelles”, pero también puede tomarse como canapé.

Las formas de hacerlo han evolucionado y puede utilizarse boletus u otro tipo de setas en vez del champiñón, pueden variarse las hierbas aromáticas, o, incluso, hay quien le añade jamón picado (y lo llaman “duxelles grasa”. En cualquier caso, volvemos con una sencilla y versátil elaboración que quedará muy bien en nuestra mesa.

Dificultad: Fácil.

Tiempo: 40-45 minutos.

Comensales: 4.

Ingredientes

  • 500 gramos de champiñones
  • 150 gramos de chalotas o cebollas dulces
  • 100 gramos de cerveza de abadía
  • 25 gramos de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra molida
  • Tomillo y perejil fresco

Desarrollo de la receta

Limpiamos las cebollas y los champiñones. Ponemos especial cuidado en secar los champiñones para no añadir más agua de la que ya tienen.

En una sartén, con la mantequilla, ponemos a pochar las chalotas cortadas en trozos finos y pequeños. Mientras tenemos las chalotas en el fuego, vamos cortando los champiñones, también muy picaditos.

Cuando las chalotas empiezan a tomar color y están más blandas incorporamos los champiñones.

Echamos la sal y la pimienta (como siempre recién molida) y añadimos el tomillo. Subimos el fuego para que, con mayor temperatura, los champiñones suelten el agua. Movemos con una espátula y no lo dejamos para que se vaya haciendo la mezcla de forma homogénea.

Cuando se ha evaporado el agua de los champiñones y las chalotas, añadimos la cerveza. Dejamos cocer a fuego lento hasta que se vuelve a formar una pasta densa. Probamos por si hubiera que rectificar de sal y pimienta y añadimos el perejil picado.

Dejamos la pasta definitiva otros dos minutos y retiramos del fuego.

Ya tenemos nuestros “duxelles” para utilizarlos en el plato que hayamos decidido. Una receta muy simple que, bien de aperitivo, bien de acompañamiento o relleno, será el complemento perfecto para la comida.

Apunte del «cocinillas»

Cuando hago una receta de algún acompañamiento que puede tomarse también de aperitivo suelo optar por la última opción. Así, sólo con pan, pretendo saborearlo mejor. El problema, en esta ocasión, ha sido el pan. Como se ve en la foto, tenía en casa pan con pasas sobrante de las Navidades y creo que no es la mejor elección.

Los champiñones sí es un plato (o guarnición) a tener en cuenta.