De cervezas por Dublín

0
674
cervecerías por Dublín

Dublín, la ciudad donde la cerveza es poesía

Dublín es la capital de la República de Irlanda, con casi millón y medio de habitantes. Es famosa por sus pubs y conocida porque aquí nacieron o desarrollaron su carrera poetas tan prestigiosos como James Joyce, Samuel Beckett y Óscar Wilde.

Dublín está ubicada en la costa Este, en la desembocadura del río Liffey, y tiene una gran cantidad de edificios históricos. Destacan especialmente el Castillo de Dublín o la Catedral de San Patricio. Dublín tiene otro encanto y es la oportunidad de pasear por sus calles, con sus innumerables pubs y el placer de degustar una buena pinta. Es la ciudad donde nació la GUINNESS, pero lo cierto es que no sólo existe esa cerveza en la capital irlandesa. A los irlandeses les gusta la cerveza, tienen una gran cultura cervecera y suelen beber grandes cantidades. Cuenta una leyenda que cada casa tiene las puertas de un color distinto para que no se te olvide cuál es la tuya porque después de varias pintas es posible que te confundas de puerta.

Podemos encontrar una gran variedad de cervezas y de estilos, así que vamos a conocer algunos de los mejores pubs para que no olvidéis la visita a esta bella ciudad europea.

Ruta cervecera

cervecerías en Dublín

THE TEMPLE BAR (47-48, Temple Bar) es posiblemente el pub más conocido y más visitado especialmente por los turistas. Este pub está situado en pleno centro cultural y en esta zona puedes encontrar otros establecimientos llenos de historia. En el siglo XVII, el diplomático Sir William Temple construyó una gran mansión con jardines en la calle que hoy se llama Temple Bar. En esa época, la casa y el río Leffey estaban unidos por un camino de arena. De ahí viene el nombre de Temple Bar. Este pub tiene una gran variedad de cervezas pero lo que llama la atención es que puedes pedir más de 400 whiskis diferentes. Se puede escuchar música tradicional y, si el bolsillo te lo permite, puedes pedir unas ostras de la bahía de Galway con una buena pinta de Guinness.

THE OLIVER ST. JOHN GOGARTY (18-21 Anglesea Street) es otro de los pubs más conocidos y tradicionales; está muy cerquita de THE TEMPLE BAR, y es conocido simplemente como GOGARTY. Su nombre es un claro homenaje al poeta y novelista del mismo nombre. Es muy reconocible y no tiene pérdida porque en el exterior, en la fachada, cuelgan un montón de banderas de diferentes países. Tiene varias plantas y en cada planta hay un ambiente diferente. En el primer piso el ambiente es más tradicional, con música típica de Irlanda mientras que en la planta baja el ambiente es mucho más moderno. Buena carta de comidas y muchas cervezas para degustar. Uno de los mejores sitios para comer; comida abundante y precios no muy altos en comparación con otros establecimientos. Muy recomendable el estofado irlandés o la parrillada de carne. Además, ofrece la posibilidad de hospedarte en sus instalaciones ya que disponen de algunas habitaciones para pasar la noche.

THE PORTERHOUSE (16-18 Parliament Street) es una de esas cervecerías donde se fabrica y se consume su propia cerveza. Tienen más de 15 variedades propias y es uno de los pocos sitios donde no podrás pedir una Guinness o cualquier otra cerveza de fabricación industrial. Aunque sí que puedes encontrar una gran variedad de cervezas belgas, alemanas o checas además de sus propias cervezas. Es un local de tres pisos y es visita obligada. Tiene las paredes llenas de botellas de cerveza; en el último piso hay una cuba antigua de cobre que sirve de mesa y en un piso intermedio hay un pequeño escenario para escuchar la música de grupos locales. La cervecería está frente al City Hall, en la zona de Temple Bar.

THE BRAZEN HEAD (20 Lower Bridge Street, Merchants Quay). Es el pub más antiguo de Irlanda, fundado en 1198. Este antiguo establo tiene una entrada adoquinada que desemboca en un jardín. Innumerables salas decoradas con mesas y sillas tradicionales recuerdan antiguas épocas irlandesas. Tiene un gran surtido de cervezas, especialmente de barril, y todas las tardes hay música en directo, con las canciones típicas de folk irlandés. James Joyce, Jonathan Swift o el cantante Van Morrison han sido algunos de sus visitantes ilustres a lo largo de su larga historia.

THE CELT (81 Talbot Street) es un pub tradicional y frecuentado usualmente por gente del país. Buena comida, buenas cervezas y buena música celta. Cualquiera que esté en el bar puede salir a cantar porque el ambiente es muy cercano. Está muy cerca de la estatua de James Joyce y The Spire. Imprescindible pedir una pinta de Black Stuff.

THE CHURCH, (Jervis Street) como su propio nombre indica, es una antigua iglesia con el coro, el órgano, las vidrieras y demás elementos propios de una iglesia. En el centro del lugar, en vez de bancos destinados a los feligreses, podemos encontrar la barra del pub y alrededor se encuentran mesas bajitas con unos comodísimos sofás. Al igual que otros pubs, dispone de varias plantas con distintos ambientes. En la planta que hemos comentado se encuentra el bar principal donde puedes disfrutar de su carta de cervezas. En la planta primera, que serían los palcos, y con vistas al bar principal, está el Gallery Restaurant con una buena carta de alimentos; en la planta baja está el The Cellar Nightclub, que se convierte en una discoteca durante los fines de semana. The Church está al final de Henry Street, una de las zonas de compras más populares de la ciudad.

AGAINST THE GRAIN es otro de esos pubs donde la cerveza artesanal es la principal protagonista. Aquí tampoco encontrarás cervezas como Guinness o Murphy´s. Está un poco alejado del centro turístico pero merece la pena visitar por su estilo diferente a lo que es habitual en el resto de pubs irlandeses. Está decorado con carteles antiguos de estilo “pop art”. Tiene 6 buenas cervezas propias y sabrosa comida que se sirve en la primera planta del local. Se encuentra muy cerca de la Catedral de San Patricio.

O’NEILL’S, otro ejemplo de pub que no debes dejar de visitar; seguramente pasarás muchas veces al lado de esta cervecería porque se encuentra cerca del Trinity College, de la Oficina de Turismo de Irlanda y de la conocida estatua de Molly Malone. Buenas cervezas, música todos los días de la semana, un “fish and chips” delicioso y unos reservados con un encanto especial.

MCDAID’S (3 Harry Street) es un pub de dos plantas y, aunque no es de los más importantes, es de los sitios donde mejor se tira la Guinness. También aquí puedes encontrar una gran variedad de cervezas locales. El McDaid’s está enfrente de la estatua de Phil Lynnot. Este pub era un antiguo depósito de cadáveres antes que de abrir sus puertas a la cerveza en 1779. Un auténtico símbolo en el panorama irlandés.cervecerías en Dublin estatua de Phil Lynott

Próximo al MCDAID’S nos encontramos con BRUXELLES, (7-8 Harry Street) un pub que tiene tres locales diferentes, tres ambientes: rock, música electrónica y música pop. Tiene una gran variedad de cervezas de barril y puedes elegir cualquiera de esos tres ambientes dependiendo de la música que te guste.

MULLIGAN’S (8 Poolbeg Street) es uno de los pubs más antiguos. Fundado en 1782 es famoso, especialmente, porque James Joyce lo cita en su obra Ulises. El propio escritor fue un asiduo de este local aunque no fue el único personaje histórico que bebió en sus mesas. John Fitzgerald Kennedy, que estuvo trabajando en Dublín como corresponsal en Europa del Hearst, también fue cliente de este pub. Por eso, merece la pena darse una vuelta e imaginarse cómo era el mundo hace casi 250 años.

THE PALACE (21 Fleet Street) es otro de los pubs más característicos de la capital irlandesa. Llamativos son sus cristales grabados al ácido y hay que observar una farola decimonónica en su fachada que tiene unas placas de bronce que rinden homenaje a sus visitantes más célebres. Mantiene en su interior un reservado que utilizaban las mujeres y los policías en servicio para no ser molestados a la hora de tomarse una pinta. Merece la pena intentar sentarse un ratito en este reservado si tienes suerte de encontrar alguna mesa libre.cervecerías en Dublín

THE STAG’S HEAD (1 Dame Court) es el típico pub victoriano con vidrieras de colores, sillones de piel y barra de caoba. Fue el primer establecimiento en disponer de luz eléctrica en la ciudad. En 2016 fue elegido como el mejor pub tradicional de Dublín.

GRAVITY BAR, (St James Gate) es un moderno bar con forma de platillo volante y que forma parte de la fábrica de Guinness, la cerveza negra más conocida en el mundo que se lleva elaborando en este lugar desde 1759. Es el final de la visita al museo de la cerveza de la marca irlandesa. Te enseñan a tirar una pinta e incluso te dan un diploma acreditativo si eres capaz de demostrar que puedes tirar una cerveza al más puro estilo Guinness.

THE COBBLESTONE (77 King Street North) es uno de los pubs más auténticos y a la vez menos conocido por los turistas porque su ubicación está lejos del centro histórico. Sus paredes están repletas de fotos de todos los músicos que pasaron por este lugar situado en la zona de Smithfield. Estupendas cervezas, música los 7 días de la semana y un ambiente genuinamente irlandés.

Hemos elegido estos 15 pubs pero lo cierto es que podíamos seguir cerveceando por Dublín porque, si algo no falta en la capital irlandesa, son lugares para degustar una buena cerveza, ya sea una Guinness, una Murphy’s o una Kilkenny por citar algunas de las más conocidas. Cervecerías en DublínDe cualquier forma, si todavía os han quedado ganas de seguir conociendo otros sitios, podéis visitar establecimientos como BAD BOBS, NO NAME BAR, THE GRAND SOCIAL, O’DONOGHUE’S, THE DUKE, BLACK SHEEP o ELEPHANT AND CASTLE.

Dublín es la ciudad de los grandes poetas, la ciudad donde nació la cerveza negra y la ciudad de los mil pubs. Una ciudad para visitar despacio y disfrutar de su gente y, por supuesto, de sus cervezas.

Consejos

La medida normal suele ser una pinta, así que si no quieres que te sirvan ese tamaño, debes especificar al camarero que te traiga un “glass”, que es la mitad.

Solamente hay un día al año en el que los bares echan el cierre a sus puertas, Viernes Santo. Así que cuidado si viajas en Semana Santa porque todos los pubs van a estar cerrados el Viernes Santo.

Los precios suelen oscilar entre los 5 y los 6 euros la pinta dependiendo del pub y de la zona donde esté ubicado.

Aunque, evidentemente, la cerveza negra es la más consumida, especialmente por los irlandeses, hay que probar una variedad de Guinness que no te dejará indiferente, la Hop House. Puedes distinguirla porque, si la hay de barril, encontrarás en el tirador un 13 como símbolo.

Si vas a pedir 2 pintas, no lo hagas con el símbolo de la victoria (V) enseñando las uñas porque es un símbolo muy mal visto en Irlanda, algo parecido a lo que ocurre en España si levantas el dedo corazón. Si tienes que pedir 2 pintas, debes hacer el gesto con las uñas hacía ti para que nadie se ofenda.

La mayoría de los pubs suelen cerrar a la 2 de la madrugada; si quieres seguir de fiesta a partir de esa hora, tienes que buscar otro tipo de locales como las discotecas que ya no tienen nada que ver con el encanto de los pubs irlandeses.

La mejor opción para comer son los pubs donde se pueden pedir platos entre 10 y 15 euros. Sueles quedar satisfecho porque es una buena cantidad. Muy recomendables el estofado de carne y salsa hecha con Guinness, el pollo relleno, los filetes de bacon con col hervida, las salchichas con puré de patatas, los “fish and chips” o las deliciosas cremas de verduras que se suelen servir con rebanadas de pan irlandés y mantequilla.