De cervezas por Praga

0
576
ruta cerveza praga

Praga, la capital de la cerveza

Si te gusta la cerveza, una de esas cosas que hay que hacer antes de morir, es viajar a la capital de la República Checa. Una ciudad, un país, que emana olor a cerveza por todos sus rincones.

Con una extensión de casi 500 kilómetros cuadrados y una población cercana al millón y medio de habitantes, Praga es de esas ciudades de las que te enamoras a primera vista. Dividida por el río Moldava, se la conoce como la Ciudad de las 100 Torres, con innumerables lugares que visitar, como su Reloj Astronómico Medieval, digno de admirar. No debemos de olvidar el Puente peatonal de Carlos, el Castillo de Praga, la Catedral o la Plaza de la Ciudad Vieja. Pero para recomendar esos lugares ya están las páginas de viajes. Nosotros nos vamos a ir de cervezas por los mejores pubs y cervecerías que hay por esta maravillosa ciudad. No olvidemos que los habitantes de la República Checa consumen alrededor de 150 litros anuales por persona, lo que hace que sean los mayores consumidores de esta bebida. Además, contamos con la ventaja de que los precios no son excesivamente altos, así que nos calzamos las zapatillas de caminar y nos preparamos a visitar las cervecerías más emblemáticas y famosas de Praga. Seguramente no estén todas las que son, pero sí son todas las que están.

No olvidéis visitar, además de los pubs, el Museo de la Cerveza, ubicado en la calle Husova 7, un museo donde nos contarán la historia de la cerveza y donde nos harán un recorrido por gran parte de las cervezas que hay en el mundo.

Ruta cervecera

El primer sitio que podemos visitar es la que probablemente sea la cervecería más popular y conocida de Praga, U FLEKU. Situada en la calle Kremencova 11, está considerada como la cervecería más antigua de la ciudad, con más de 500 años de historia. Aquí se beben más de 250 mil litros de cerveza y resulta imprescindible tomar su cerveza tostada, la Fleku 13º.

El segundo sitio para degustar una buena cerveza es EL LEÓN NEGRO (CERNY LEV), cervecería fundada en la Edad Media, y que en el año 1702 cambió de nombre a EL TIGRE DE ORO (U ZLATEHO TYGRA).

Cerca del Castillo, en un pequeño callejón cerca de la calle Nerudova, nos encontramos con HIPOPÓTAMO (U HROCHA), típico porque es común compartir mesas con los nativos ya que es muy complicado encontrar mesas libres especialmente en las horas centrales del día.

Entre el Castillo y el barrio de Mala Strana, está EL GATO ( U KOCOURA ), uno de los sitios más visitados por los checos y por los turistas debido a sus precios que son muy asequibles para todos los bolsillos.

En esa misma zona, también cercano al Castillo, se encuentra AQUILA NEGRA (U CERNEHO ORLA),muy recomendable por sus comidas y sobre todo por la gran cantidad y variedad de cervezas que podemos degustar.

Si todavía seguimos con sed y con ganas de probar más cervezas, nos iremos al BASTA BANSETHÚ que tiene la peculiar característica que además de servir cerveza, también la elaboran y producen allí mismo, lo que le hace muy popular entre la gente cervecera ya que se puede beber casi directamente de los fermentadores.

La siguiente parada la haremos en el U CERNEHO VOLA, otra de las cervecerías más visitadas por los turistas ya que también se encuentra muy cerquita del centro histórico y de la zona del Castillo. No es demasiado grande pero precisamente es eso lo que le hace tan acogedor. No dejéis de beber una fresquita Kozel de barril, un clásico para reponer fuerzas para las siguientes visitas. Y es que todavía nos queda más de la mitad del recorrido.

Nos vamos hacia el Barrio Judío y allí nos dirigimos hacia el KOLKOVNA, pub propiedad de la famosa y archiconocida Pilsner Urquell, marca que seguramente sea la cerveza checa más reconocida mundialmente. Sirven todo tipo de cervezas y todo tipo de estilos pero sin duda, es uno de los mejores lugares para deleitarse con la cerveza tipo Pilsen.

La ZLY CASY, para algunos, es una de las mejores cervecerías de la ciudad pero tiene el inconveniente de encontrarse alejada del centro histórico y por lo tanto es más difícil de visitar. Está situada en el barrio de Smichov y se le conoce como El Templo de la Cerveza. Merece la pena coger el tranvía porque además tiene una tienda para comprar cerveza que podrás llevarte a casa. Se caracteriza porque tiene una gran variedad de cervezas artesanales que sólo encontrarás en este lugar.

Otra de las cervecerías importantes es la PIVOVARSKY DUM. Su principal característica y por lo que recomendamos este pub, es por la oportunidad que tenemos de pedir una degustación de 8 cervezas artesanales totalmente diferentes a las que puedas pedir en otras cervecerías.  Cervezas con aromas a fresa, café o chocolate o incluso cervezas con sabor a ortiga. En definitiva, cervezas completamente distintas a las que se suelen tomar en otros sitios de la ciudad.

Volvemos al centro histórico, y allí nos encontramos con la cervecería U VEJVODU, en la calle Jilska,4. Su principal encanto es dónde está situada, ya que es una reconstrucción de un edificio emblemático del siglo XVII.

Cerca de ahí, en la calle Michalska 432, podemos visitar U ZAJICE. Además de cerveza, y si te atreves, puedes probar el Pivovice, una bebida de casi 50 grados. Es una bebida que se elabora a partir de la cerveza. Sólo apta para valientes y atrevidos.

El U PINKASU, próximo a la Plaza de Wenceslao, es la cervecería donde dicen que es el mejor lugar donde se tira la cerveza Pilsen de la capital. Así que no se debe perder la oportunidad de comprobarlo.

En el barrio de Mala Strana, situado enfrente de la iglesia de San Nicolás nos encontramos con PIVNICE U GLAUBICU, una antigua bodega de más de 700 años. Ideal para beber con tranquilidad la cerveza más típica y conocida del país, la Pilsner Urquell.

Y para rematar la faena, recomendamos el ZLY CASI para los más paladares más exquisitos y para los más cerveceros ya que tiene 48 grifos donde se tiran las mejores cervezas artesanas, las menos conocidas y las más difíciles de encontrar.

Quince cervecerías donde seguramente disfrutemos de una buena y fresquita cerveza. Hay muchas más pero el cuerpo es sabio y tiene un límite desgraciadamente.

Consejos

Siempre es bueno conocer algunas costumbres y algunos comportamientos para no desentonar en estos sitios.

Los checos suelen utilizar para brindar la frase NA ZDRAVI, algo así como SALUD.

Muy importante a la hora de pedir una cerveza en un pub: poner el posavasos encima de la mesa porque se corre el riesgo de que no te hagan caso. No vale solamente con llamar al camarero o levantar la mano.

Y fundamental, si NO avisas o dices lo que quieres, el camarero SIEMPRE te traerá una jarra de medio litro. Si vas con sed no hay problema, pero si te parece ya un tamaño excesivo porque ya has consumido demasiado, no olvides especificar el tamaño de tu cerveza.

Tipos de cerveza

Como hemos comentado anteriormente, la cerveza más consumida es la Pilsner Urquell, aunque marcas como Kozel o Staropramen también son muy conocidas. En las cervecerías especializadas suelen distinguir por colores, tamaño y graduación.

Por colores:
Svtle (claro)
Polotmavé (semi oscuro)
Trnavé (oscuro)
Rezané (entre oscuro y claro)

Por tamaño
Malé Pivo (Pequeña)
Velké o Pulitr (Grande)
Tuplak (1 litro)

Por graduación
10º, 11º o 12º (No indica los grados de alcohol como en otros países sino el porcentaje de azúcares extraídos antes de la fermentación).