Las 11 cervezas más caras del universo cervecero

0
2141

En la actualidad tenemos la suerte de encontrar todo tipo de cervezas. Rubias, negras, tostadas, de trigo, de centeno, de sabor a fresa, de sabor a calabaza… en fin de todos los gustos y colores. Las hay de 25 cl, de 33 cl, en lata pequeña o en lata de 1 litro, botellas 75 cl, de 1,5 litro o de 3 litros; podemos elegir el sabor y el formato. Y como hay tanta variedad, también tenemos que hablar de los precios. Las hay más baratas y más caras. Las hay de 1 euro, de 2, de 3, de 20, de 50, e incluso de más de 500 euros. Hoy vamos a hacer un repaso a las que, probablemente, sean las más caras y exclusivas que hemos encontrado en el mercado. Piezas codiciadas para los coleccionistas y que, en muchos de los casos, resultan complicadas de conseguir. Éstas son las cervezas que a todos nos gustaría probar en algún momento de nuestras vidas.

VIEILLE BON SECOURS ALE

Se cree que es la botella más cara de la historia. Cada botella tiene un precio de unos 900 euros. Una botella de 12 litros elaborada por la firma Caulier. La Vieille Bon Secours estuvo almacenada durante décadas lo que hace que sea una cerveza envejecida y con muchos matices a cítricos y caramelo. Tiene una graduación alcohólica de 8%. Si quieres beberla, tendrás que acudir a Londres, a un pub llamado The Bierdrome, el único lugar donde se puede degustar esta cerveza.

ANTARTIC NAIL ALE

Lo que hace especial a esta cerveza es que en su proceso de elaboración se utilizó agua obtenida a partir de un bloque de hielo del Antártico. El hielo fue recogido por un helicóptero de la tripulación del Sea Shepherd, una organización ecologista internacional. La idea es de una marca australiana, Nail Brewing, que presume de vender la cerveza más antigua y más pura del mundo. Es una cerveza de fermentación alta y con una graduación no muy alta, 4,6%.

Sólo se produjeron 30 botellas y su precio rondó los 730 euros. Las ganancias que se obtuvieron fueron destinadas a la protección de las ballenas.

THE END OF HISTORY

Esta cerveza elaborada en 2010 por Brewdog, es una de las cervezas con mayor graduación alcohólica, 55%, y la tercera más cara. Solamente se produjeron 12 botellas – se comercializaron 11 – y se vendieron por un precio de 700 euros. Para esta edición, tan exclusiva y limitada, sus fabricantes utilizaron 4 ardillas y 7 armiños disecados que sirvieron como funda a las botellas. Los defensores de los animales protestaron ante la intención de la cervecera escocesa pero la empresa siguió adelante con su proyecto y garantizó que la piel se obtuvo de animales atropellados en las carreteras.

CARLSBERG JACOBSEN VINTAGE

Si estás pensando en viajar hasta Copenhague y te quieres gastar unos 380 euros, visita algún restaurante de lujo de la capital danesa y date el gusto de pedir una de estas botellas de edición limitada. Las botellas surgieron en 2008. Están embotelladas en un formato especial, 37,5 cl. Es una Barley Wine con aromas a vainilla, caramelo y roble. Son 600 botellas con una graduación de 10,5%, de fermentación alta y que se ha dejado madurar durante 6 meses en barrica de roble. Cada botella está decorada con una litografía original del artista danés Frans Kannik. Los beneficios de las primeras producciones se destinaron a distintas ONG que trabajan en África.

SCHORSCHBOCK 57

En el año 2011 la cervecera alemana Schorschbräu sacó al mercado 36 botellas de 33 cl. a un precio de 250 euros la unidad. Con un contenido alcohólico de 57,5% es una de las cervezas más fuertes que hayas podido probar. Se elaboró a partir del método Eisbock, que se basa en la congelación del agua de la cerveza para, posteriormente, retirar los cristales de hielo del alimento fermentado. De esta forma se consigue una bebida con más cuerpo y sabor, así como también un grado más alto de alcohol. Histórica es su lucha con Brewdog por conseguir la cerveza con más graduación.

SAMUEL ADAMS UTOPIAS

Es considerada la cerveza estadounidense más cara del mercado. Comercializada por primera vez en 2002, la compañía Boston Beer Company lanza, cada dos años, un pequeño número de botellas al mercado. En el característico embotellado en cerámica se conserva una elaborada cerveza envejecida en barricas de whisky y coñac durante 18 meses. Son botellas de 75 cl. que se venden al precio de 220 euros.

CROWN AMBASSADOR

Esta cerveza australiana se vende en botellas de 75 cl. a un precio de unos 85 euros la unidad. Es una cerveza de tipo Lager, de fermentación baja, y envejecida en barricas de roble francés durante un año.

SAPPORO SPACE BARLEY

La marca japonesa Sapporo lanzó al mercado una edición limitada sobre la base de cebada cultivada a partir de semillas que pasaron cinco meses a bordo de la Estación Espacial Internacional en 2006, en un proyecto conjunto de la Academia Rusa de Ciencias, la Universidad Okayama y Sapporo. La malta empleada, procedente en su totalidad de la cebada cultivada en el espacio, fue tostada previamente con el fin de otorgar un color oscuro a la cerveza y evocar una imagen del espacio cósmico. Seis lotes de esta cerveza se vendieron, a través de un sorteo, al precio de 85 euros y fue toda una novedad en el panorama cervecero. Sapporo donó todos los beneficios a la Universidad de Okayama, que los destinó a la promoción de la ciencia entre los niños y a la investigación científica espacial en Japón y Rusia.

TACTICAL NUCLEAR PENGUIN

La cerveza Tactical Nuclear Penguin fue lanzada en el año 2009 por la escocesa Brewdog. Tiene 32% de graduación alcohólica y un formato de 37,5 cl. y se vende a un precio de unos 80 euros.

Este alto volumen de alcohol se consiguió gracias a la maduración, durante 8 meses, en barricas de whisky, en la isla escocesa de Arran. Debido a las bajas temperaturas a las que maduró, su nombre se asoció rápidamente a los pingüinos. Es una cerveza que debe tomarse poco a poco, pues al ser tan potente resulta imposible bebérsela de un solo trago. Detrás de la botella, Brewdog especifica que “Ésta es una cerveza muy potente, que debe ser disfrutada a pequeños sorbos y con un aire de indiferencia aristocrática, tal y como se disfrutaría un whisky de calidad”. Esta Imperial Stout es una cerveza de color tostado con aroma a café y sabor a whisky e incluso a regaliz.

SINK THE BISMARCK

Sink the Bismarck, con un 41% de graduación alcohólica, es una cerveza que la cervecera escocesa Brewdog lanzó en el año 2010. Esta cerveza tiene un precio de 75 euros y es una IPA Quadruple. El origen del nombre de la cerveza nos lleva al cine, al film “Hundid el Bismarck”, en la que la flota británica intenta hundir el acorazado alemán más famoso. Es una metáfora para simbolizar la lucha entre Brewdog y Schorschbräu en la carrera por tener la cerveza más fuerte del mundo.

TUTANKHAMON ALE

Los orígenes de esta cerveza son de lo más originales. En el año 1990, el arqueólogo de Cambridge Barry Kemp descubrió una receta de más de 3200 años de antigüedad en Amarna (Egipto). El descubrimiento se realizó en una cervecería situada en el Templo del Sol, perteneciente a la reina Nefertiti. Concretamente, se encontraron diez cámaras de elaboración cervecera, en las que se detectaron restos de cerveza. Junto con varios investigadores, se logró diseñar la arcaica receta. Solamente hay 1000 botellas en todo el mundo y tienen un precio que ronda los 65 euros. Sin embargo, la primera de ellas se vendió por la cifra de 5.500 euros, es decir, un precio al alcance de muy pocos.