Salchichas a la cerveza

0
930
Recetas. Salchichas a la cerveza lager

Pocas cosas son más sencillas de cocinar que las salchichas. Es muy conocida la receta en las que se hacen con vino pero aquí, como no puede ser de otra forma, las cocinaremos con cerveza. En menos de una hora las salchichas se benefician del sabor y el amargor que le pasará la cerveza durante la cocción. Hemos hecho la receta con salchichas de cerdo pero también pueden ser de pollo o de pavo.

Dificultad: Fácil
Tiempo: 45-60 minutos
Comensales: 4

Ingredientes

  • 18 salchichas de cerdo frescas
  • 2 cebollas
  • 1 botellín/lata de cerveza rubia
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra

OPCIONAL

  • Laurel, tomillo o romero fresco

Desarrollo de la receta

Limpiamos y cortamos las cebollas en juliana. Separamos las salchichas con cuidado de que no queden trozos de cuerda (suele quedar algún trozo siempre después de que nos las sirvan en la carnicería). Podemos dejar las salchichas enteras, pero también, antes de pasarlas por la sartén, podemos cortarlas en trozos. De esta forma se hacen un poco más al principio pero, en cualquier caso, saldrán unas salchichas a la cerveza muy jugosas.

Utilizaremos una sartén amplia. Con media cucharada de aceite de oliva virgen extra cocinamos las salchichas a fuego fuerte. Cuando estén marcadas por los dos lados quitamos del fuego.

En otra cazuela con un poco más de aceite, pochamos la cebolla con fuego muy suave. Si hemos optado por añadirle alguna hierba, éste sería el momento. Un poco de tomillo o de romero fresco le puede ir bien. Incluso podemos optar por un par de hojas de laurel. Pero hoy las hacemos sin verde.

Salpimentamos y, una vez pochada la cebolla, añadimos las salchichas. Removemos un poco para que las salchichas vayan cogiendo temperatura.

En la sartén de las salchichas echamos la cerveza para que recoja el jugo desprendido. Esa cerveza la añadimos en la cazuela y subimos el fuego. Cuando empiece a hervir volvemos a dejarlas a fuego medio y que se cocinen y se evapore el alcohol durante unos 20 ó 25 minutos. Si queréis que no quede muy líquida la salsa puede ampliarse el tiempo de cocción otros cinco minutos.

Para aprovechar el jugo que sueltan las salchichas cuando las marcamos, podemos retirarlas de la sartén y hacer ahí mismo la cebolla. Así mancharemos menos.

Con el sabor de la cerveza y la cebolla queda un plato sabroso al que no le hace falta acompañamiento. Si acaso podéis añadirle un puré de patata también muy sencillo y que puede mejorar la presentación.