Jota Abril: “Soy de cerveza diaria; es la bebida que más me gusta”

0
207
Jota Abril en Atresmedia

JOTA ABRIL (Jaén, 30 de julio de 1975), es uno de los rostros más populares de la Televisión. Miembro de la Junta Directiva de la Academia de Televisión, lleva más de 20 años dedicado a su pasión, la comunicación. No solo es presentador de TV, también le apasiona la radio y presenta todo tipo de eventos: entregas de premios, galas… Es lo que podríamos denominar, un todo terreno, un animal de la comunicación. Domina a la perfección todos los ámbitos del periodismo. Ha trabajado en TVE, Telemadrid o Canal Sur.

Después de un verano de lo más ocupado copresentando Espejo Público en Antena 3, comienza ahora una atractiva etapa. Además de seguir en el programa de Atresmedia, desde el lunes 30 de agosto, lidera un nuevo proyecto en Melodía FM, presentando el programa “Parece Mentira” con Carlos Iribarren y Marta Critikian.

Hoy toca hablar de cerveza y es un placer para elsantuariodelacerveza.com charlar con él de nuestra bebida favorita.

El santuario de la cerveza: La primera pregunta es un poco obligada ¿amante de la cerveza desde cuándo?

Jota Abril: Desde jovencito, te hablo de 13 ó 14 años y, casi, por obligación. Nosotros tenemos una casa de campo en Jaén y recuerdo cuando mi padre iba a cazar o cuando organizaba encuentros con otros cazadores amigos. Nos subíamos a la Sierra y allí se sacaba comida y bebida. Nunca jamás traían nada que no fuera cerveza o vino. Pero ni agua… Como se me olvidara la botella de agua, malo. Llegó un momento en el que dije, “tengo que probar la cerveza”. Y la probé. No me gustó nada ese amargor pero dije, “tiene que gustarme”. Y me tenía que gustar porque cada vez que fuéramos al campo no iba a haber más bebida que esa. Poco a poco me empezó a gustar y ahora soy un apasionado de la cerveza. Es la bebida que más me gusta, sin duda.

Jota Abril y el santuario
Jota durante la entrevista.

SC: ¿Recuerdas, en concreto, esa primera cerveza que te gustó?

JA: No exactamente; sí que recuerdo la situación que te he comentado. Ese momento de amargor que me hizo pensar que eso no era para mí. Luego, poco a poco, me fue gustando.

SC: Desde esa primera cerveza hasta ahora, ¿cómo ha evolucionado tu paladar?

JA: Ha evolucionado mucho; es la bebida que más me gusta. Hubo una época que beber en casa me resultaba un poco extraño, sobre todo cuando vivía en Jaén, porque la cerveza se tomaba en el bar. Creo que la cerveza como se sirve en un bar no es lo mismo que cuando te la tomas en casa. Por el tipo de envase, por la temperatura, porque no tienes grifo… Bueno, ahora tengo grifo en casa, por ejemplo. Pero, como te decía, por la temperatura, es diferente. Incluso porque te la pone otro. Hay muchos conceptos muy chulos. En Jaén era muy de cañeo y luego he pasado a que no falte cerveza en la nevera de casa. Pero no cerveza como concepto de beber alcohol, sino cerveza como una bebida más.

SC: ¿Y cómo se te ocurre la idea de instalar un grifo en casa?

JA: Siempre me ha gustado el mundo cervecero y en la casa donde me trasladé, ya tenía un grifo pero no estaba en uso. Lo que hice fue ponerlo en funcionamiento. Puse un embellecedor que me dio mi tío Antonio, un embellecedor de grifo de Alcázar, que es la cerveza de Jaén. Alcázar era como la cerveza de Astérix y Obélix. En Andalucía reina Cruzcampo y en Jaén se bebe Alcázar, desde hace muchos años. Y como pasa en muchos sitios de Andalucía, sobre todo en Jaén y Granada, te ponen una tapa tras cada caña y la tapa no es ninguna tontería. Ese concepto de calle, de tapa tras tapa, aquí, en Madrid, es diferente y eso ha hecho que tenga cerveza en casa.

SC: ¿Te consideras un experto?

JA: No. Pero es que no me considero experto en casi nada. En temas de gastronomía, en temas de comida y bebida, soy bastante directo, en el sentido de “o me gusta o no me gusta”. Hay gente que sabe de vino, de uva… a mí me pones una copa de vino y te digo si me gusta más o menos. Con la cerveza me pasa lo mismo. Sé cual es la que me gusta más aunque esté abierto a todo. Bueno… he estado en países donde se bebe más cerveza negra y la verdad es que no he sentido mucho interés. Puede que un día la pruebe y sea la bebida de mi vida pero a día de hoy no me interesa nada.

“Me gusta mucho la imagen de la cerveza en España”

La cerveza la asocio con el frescor, con ese sabor amargo. Lo otro es una merienda; tomarse una cerveza negra caliente, me recuerda a un Cola Cao. Como concepto prefiero una Lager porque en Andalucía nos gusta beber mucha cerveza. Cuando te metes en el mundo de las artesanas, en cervezas con más cuerpo y graduación, pues me bebo dos. Prefiero tomarme más cañitas, es un concepto más de socializar. Si me tomo solo una, se me queda corta la reunión.

SC: La Lager, la Pilsen, es tu estilo preferido, pero ¿has probado otros estilos?

JA: Sí, he probado otros estilos. A mí me gusta la Lager y aquí en Madrid, yo soy muy defensor de Mahou. Siempre me ha gustado la Mahou 5 Estrellas y luego la Mahou verde, la Clásica. He probado alguna artesana, como La Virgen Jamonera, pero hay otras que me resultan más pesadas. Y los inventos más raros no me llaman la atención.

Jota Abril en Atresmedia
Jota delante de Atresmedia.

SC: ¿Sabrías diferenciar entre los estilos de cervezas?

JA: No, porque no sé los que hay. Si tuviera delante un mapita con todos los estilos, a lo mejor. Soy muy abierto, pruebo cervezas nuevas – excepto la negra -. Me pones una tostada y probarla, la pruebo, pero no sabría diferenciar más allá de las Lager y el resto.

SC: Cuando vas a un bar o a un restaurante, ¿pides una cerveza en especial, le preguntas al camarero o simplemente dices “ponme una caña”?

JA: Generalmente pido una caña que es un poco la costumbre; como mucho pregunto qué cerveza hay de grifo. Las cervezas de importación, por ejemplo, Heineken, no las asocio a tomarme una cerveza. Lo asocio más a la noche, cuando quieres tomarte una copa y te tomas una Heineken, porque no suele haber otra. Y la Heineken no es la cerveza que más me ha atraído. Me la bebo fresquita, me gusta pero le falta un pelín de cuerpo.

SC: Es un poco lo que hablábamos antes, cada cerveza tiene su momento, ¿no?

JA: Exacto. Hay cervezas que son sustitutivos de las copas nocturnas. Cada cerveza tiene su momento y su lugar.

SC: ¿Crees que en España se hace buena cerveza o tenemos que aprender de otros países?

JA: No tengo la comparativa, no sé mucho de cerveza extranjera, pero creo que Alemania está entre las mejores. Quizás por la cultura cervecera que tienen, el concepto, la forma de servirla, el entorno que tienen… Pero yo creo que estamos a buen nivel. Aunque yo no sea el gran consumidor de cervezas artesanas, en los últimos diez años ha habido un gran boom de la cerveza en España. Se ha avanzado muchísimo en calidad de cerveza.

Yo vivo en Las Rozas y recuerdo ver a los de La Virgen, cuando estaban en una habitación pequeña con un bidón gigante y poco más. Y al poco tiempo habían puesto una barrita, te daban una cerveza y luego tenían una pequeña terraza… y ahora es una empresa importante, con varios locales en Madrid. Han conseguido que la gente beba otro tipo de cerveza. Son cervezas que sustituyen a los combinados. Yo estuve en Argentina un tiempo y por la noche se bebe mucha cerveza. Es un concepto que aquí no hemos tenido.

Jota Abril y el santaurio de la cerveza
Jota y El Santuario.

SC: ¿Has probado muchas cervezas artesanas?

JA: He probado cervezas artesanas. Por ejemplo, Jamonera de La Virgen me gusta, podría beberla a diario. Luego hay otras que son más densas que a lo mejor necesito un empujón de alguien que me anime, que me enseñe algo más de las cervezas artesanas. Eso sería interesante porque yo no tengo muchos conocimientos. Las artesanas están ahí, de vez en cuando me tomo alguna pero no es mi primera opción.

SC: Hablamos ahora de maridaje, ¿por qué crees que en los restaurantes hay una carta extensa de vinos y, sin embargo, no la hay de cervezas?

JA: Bueno, supongo que estamos en un punto de inflexión. Lo que te comentaba antes. Llevamos unos diez años con un cambio interesante en el concepto de la cerveza y han empezado a salir jóvenes que se han dedicado a experimentar en el mundo cervecero. Esos módulos independientes de gente joven que ha decidido dedicarse a la cerveza. Y las grandes marcas también se han metido en eso. Yo creo que todo eso necesita un proceso y que pronto, quizás, veamos una carta de cerveza. Pero no tengo una explicación de por qué no hay una carta de cerveza. Supongo que algo tendrá que ver la demanda porque la cultura del vino está ya muy asentada desde hace muchos años.

“En Jaén era muy de cañeo y luego he pasado a que no falte cerveza en la nevera de casa”

Pero eso es aquí, porque recuerdo, cuando estuve en Miami, que entré en un local y tenía más de 70 grifos. Era un sitio exclusivamente para tomar cerveza. Tenías que tener un máster. Le preguntabas al camarero y él te aconsejaba dependiendo de tus gustos. Eso me llamó mucho la atención. Entiendo que siempre hay puntas de lanza. En el momento que un restaurante de categoría haga algo y funcione, pues irá el resto detrás. La cerveza ha ido, creo, de abajo arriba; igual que los vinos han ido de arriba a abajo… este vino es buenísimo, el que te gustaría tomar pero por precio no puedes… y la cerveza es al contrario, ha empezado desde lo popular hacia arriba.

SC: Pero realmente, aunque seamos un país de vinos, se consume mucha más cerveza que vino. No veo a un experto en vinos comiendo en un restaurante con Estrella Michelín y bebiendo un vino de garrafa.

JA: Claro, se consume más cerveza que vino porque el término cerveza es global. Pero en realidad, cervezas de calidad, se consumirán muy poco. El resto es cerveza en términos genéricos. La cerveza, se habla siempre en concepto genérico.

SC: Tienes un grifo en tu casa, pero ¿qué cerveza no falta nunca en tu nevera?

JA: Mahou 5 Estrellas.

SC ¿Y dónde prefieres tomarla, en casa, bares, cervecerías especializadas…?

JA: He tenido varias etapas. Prefiero seguir tomándola con amigos por el concepto de socializar y estar con los colegas. Me gusta el grifo y aunque yo tengo uno en casa, lo utilizo poco, solamente cuando tengo movimiento. Porque el barril es de 20 ó 30 litros y para beber eso tienes que tener un evento en casa. En verano, por ejemplo, sí lo utilizo porque viene más gente a casa. Un barril de 20 litros te lo tomas en 15 días ó 20, que es lo que puede aguantarte. Pero ya te digo, que en la nevera, no falta Mahou. Esta noche cuando llegue a casa, cenaré con cerveza. Soy de cerveza diaria.

SC: ¿Qué cambiarías en el panorama cervecero?

JA: Me gusta mucho la imagen de la cerveza en España. No cambiaría nada. Creo que en España tenemos la suerte de tener un bar cerca de nosotros. Y eso me gusta. En Estados Unidos eso no pasa, hay mucha distancia entre bares. En cambio aquí bajas de casa y tienes un bar al lado. Esta parte no la cambiaría. Pero además, es que la imagen de marca de la cerveza española, hablamos de Mahou, Cruzcampo o Estrella Galicia, es buena. Se implican mucho en temas sociales, a todos los niveles. Patrocinan selecciones de fútbol, están donde está la alegría del pueblo… Y apoyan mucho. Sus anuncios dan buen rollo y socialmente están muy presentes. En general, no cambiaría nada.

Jota Abril y el santuario de la cerveza
Jota respondiendo a Carlos.

SC: ¿Con quién te gustaría o te hubiera gustado tomarte una cerveza?

JA: A mí me gusta mucho la música y siempre he tenido referentes que me han gustado, como por ejemplo Elvis. Me tomaría unas cañas a ver qué pasaba y además con el Elvis de la última época, el del final, para que me contase toda su vida. Y de los actuales, me iría de cañas con Calamaro porque es uno de mis cantantes favoritos. Creo que tiene una conversación reposada y me parece un genio musicalmente hablando. Y tendría una charla reposada con él y con una buena cerveza. Seguramente él se tomaría un vino pero yo le pondría una cerveza de por medio.

SC: Y al revés, ¿con quién no te la tomarías ?

JA: No le daría mucha voz a los dictadores, pero sí me encantaría sentarme para hablar para ver qué les pasa por la cabeza. Eso sí, no me tomaría una cerveza con toda la gente, que hay mucha, que está haciendo que tengamos una sociedad de crispación. Cada uno sabemos quienes son los que crispan, no hace falta dar nombres. Creo que son los responsables y son los que se están cargando todo. Y no sé por qué están ganando sitio en la sociedad. Y no lo entiendo. Somos más gente buena que mala, pero tienen más altavoz los que crispan y nos creemos que estamos en un mundo de mierda.

No creo que estemos en un mundo de mierda; creo que hay unos pocos que están haciendo de este mundo una mierda y luego estamos muchos que estamos agazapados. Con ese tipo de gente no tengo mucho de que hablar y no me tomaría una cerveza nunca.

SC: La última, ¿a quién invitamos a una cerveza o con quién te gustaría que habláramos de cerveza?

JA: Rafa de Hombres G tiene una entrevista muy chula y sería interesante saber sus experiencias cerveceras. Seguro que tiene muchas…