De cervezas por Bruselas

0
506
La Grand-Place Plaza de Bruselas Ayuntamiento
La Grand Place

Bruselas, una ciudad para bebérsela

Bruselas, la capital de Bélgica, es también la principal sede administrativa de la Unión Europea. Con una superficie de 33 kilómetros cuadrados, tiene poco más de un millón de habitantes. Es una ciudad donde la cerveza juega un papel importante ya que sus habitantes son consumidores y amantes de nuestra bebida favorita. El consumo pér cápita son unos 96 litros al año y las más de 100 cerveceras belgas que producen y elaboran cerveza, exportan casi la mitad de su producción anual. España es uno de los países donde más cerveza belga se consume.

En Bruselas no solo se bebe cerveza, sino que los lugares donde se bebe cerveza están decorados con todo tipo de detalles cerveceros. Es el encanto de esta ciudad.

Antes de que recorras y visites las mejores cervecerías de la ciudad, es muy recomendable darse una vuelta por la Grand Place, ver el Manneken Pis, su versión femenina Jeanneke Pis, el emblemático Atomium, el Palacio Real, la Catedral, la Basílica del Sagrado Corazón, las Galerías Saint Hubert, el increíble Barrio del Sablon, el Palacio de Justicia o la iglesia de Notre Dame.

Ruta cervecera

La más famosa y la más popular es sin duda, DELIRIUM. Es el bar más conocido de la capital belga. Tiene más de dos mil referencias así que lo mejor es ir con sed que seguro no serás capaz de saciarla aunque estuvieras varios días. El local siempre está abarrotado y es muy complicado encontrar mesas libres. Está situada en la Grand Place, frente al Ayuntamiento, así que es muy fácil encontrarla. Si se viaja a Bruselas, es visita obligada.

Muy cerca de ahí, también en la zona de la Grand Place, podemos visitar otra de las grandes cervecerías de la ciudad, MORT SUBITE. El nombre del local se debe a un juego conocido como Muerte Súbita, juego que realizaban los ejecutivos de los bancos al salir de su trabajo. Tiene una gran variedad de cervezas, destacando como no podía ser de otra manera, la Mort Subite, con sus innumerables tipos de cervezas con sabor a frutas.

La siguiente parada también se encuentra cerca de la Grand Place, el epicentro de la vida bruselense. Su nombre, AU BRASSEUR, donde se pueden degustar hasta 60 tipos de cerveza diferentes.

CANTILLON es otro de los sitios que no se puede dejar de visitar. Es la única fábrica que se encuentra dentro del casco urbano de Bruselas, en el barrio de Anderlecht. Sus famosas cervezas pertenecen a la familia de las Lambic, cervezas denominadas de fermentación espontánea. La fábrica se puede visitar por unos 6 euros y al final de la visita se pueden degustar 3 de sus cervezas.

cervezas Bélgica.Al lado del Manneken Pis, nos encontramos con POECHENE LLEKELDER. Un local que tiene su principal atractivo en las marionetas que están colgadas del techo, incluso se pueden observar algunas de ellas, sentadas en algunas mesas.

TOONE, también tiene algo parecido como decoración. Además de cervecería, es un teatro de marionetas donde se pueden observar un montón de ellas. Probablemente sea una de las cervecerías con más variedades y estilos de cervezas.

Otra de las cervecerías con más encanto es LE CERCUEIL. Si traducimos el nombre al castellano, su nombre sería EL ATAÚD, y se caracteriza porque las cervezas se sirven en jarras con forma de calavera. Un bar gótico, en la calle Harengs 10, que no debes de dejar visitarlo por su originalidad.

AU SOLEIL es una cervecería mucho más pequeña que todas las anteriores pero precisamente es ese tamaño más reducido lo que te hace sentirte como en casa. Relación calidad-precio es de lo mejor de la ciudad. Lugar muy tranquilo y poco conocido por los turistas.

Algo parecido le ocurre a L’IMAGE NOSTRE-DAME. Es un pub que se encuentra casi escondido en un callejón y por eso pasa casi desapercibido. Pero cuando cruzas su puerta, te das cuenta que te estás trasladando a otra época.

cervecerías en Bruselas.Viajes
El Atomium,un símbolo ya de la capital belga.

MOEDER LAMBIC es otro de los sitios emblemáticos de Bruselas. Si no te gusta la cerveza, es preferible que no vayas, porque en este establecimiento sólo se puede tomar cerveza.

Otro de los sitios poco conocidos para los que visitan la capital belga es el MONK. Pequeño local, muy tranquilo y con un ambiente muy acogedor, pero con excelentes cervezas para tomar con los amigos.

LE CIRIO, situada en el número 18 de la Rue de La Bourse, es otro de esos lugares donde el tiempo se detiene debido a su increíble decoración Rococó.

Cerca también del centro de la ciudad, y si no queremos aglomeraciones de gente, podemos visitar A LA BECASSE, un local pequeñito y escondido en un callejón. Merece la pena visitarlo aunque no sea tan conocido como otros.

Y no podemos olvidarnos del LITTLE DELIRIUM, el hermano pequeño de la cervecería del elefante de rosa. Es una miniatura de su homólogo, con menos variedad de cervezas, pero que se encuentra decorado como su hermano mayor.

LE ROI D’ESPAGNE, es un local construido en 1697, que debe su nombre al busto de Carlos II que adorna la fachada del segundo piso. En pleno centro de Bruselas, no debemos dejar de visitar este emblemático lugar.

Y si todavía tenemos ganas de tomar la penúltima, nunca digamos la última, podemos acabar visitando LE BIER CIRCUS, uno de los sitios más bellos para los amantes de la cerveza belga. Su colección de vasos y copas es tan impresionante como el listado de cervezas disponibles.

Consejos

Para pedir una cerveza en algunos locales o discotecas, puedes hacerlo con un solo gesto o con un simple movimiento de manos.

Si haces el gesto de los cuernos con la mano, estarás pidiendo una cerveza DUVEL. Esta cerveza belga es una de las birras más conocida en el mundo entero y su nombre hace referencia al diablo.

Si levantas el dedo meñique, estarás pidiendo la cerveza más barata que haya en el local. Normalmente y dependiendo de las cervezas que haya en cada lugar, te servirán JUPILER, MAES, PRIMUS O STELLA ARTOIS, cervezas de baja graduación si las comparamos, por ejemplo, con las cervezas de abadía o las cervezas trapenses, cervezas que se caracterizan por su alta graduación.

Otro gesto muy común entre los bruselenses es el de extender la mano en posición vertical mostrando la palma de la mano en dirección hacia el camarero. Estarás pidiendo una cerveza PALM, otra cerveza muy conocida tanto en Bélgica como fuera del país.

Con estos tres simples gestos, ya no tendremos excusas para darnos un homenaje en cuanto a cervezas se refiere. No se puede desaprovechar la oportunidad de visitar unas de las capitales europeas con más tradición cervecera, e intentar degustar la mayor cantidad de cervezas, eso sí, siempre en cantidades moderadas. Buen viaje y buenas cervezas.