Quintupel 13.0 la nueva y potente cerveza de YAKKA

0
1075
Cerveza yakka

La cervecera murciana YAKKA acaba de presentar en sociedad su nueva y poderosa birra. La QUINTUPEL 13.0 es una cerveza de alta graduación, a la que ellos mismos definen «como una cerveza que vimos nacer en nuestras cabezas y que luego hemos visto crecer en nuestro tanque».

Para su elaboración, los maestros cerveceros de una de las marcas de referencia del panorama craft nacional, se han armado de paciencia. Por eso ha sido fermentada durante 20 días y la han dejado reposar otros 20 más para obtener este espectacular birrote. Una cerveza que inunda la boca y el pecho con cada trago que se toma.

Una referencia más que se une al amplio portafolio del que ya disponen y que llega con la idea firme de quedarse como referencia fija. Esta cerveza de tipo ALE, inspirada en las cervezas de abadía, es de momento, la cerveza de mayor graduación de la marca murciana.

La QUINTUPEL 13.0% es una cerveza de color ambarino, acaramelada, intensa y punzante en aroma. Además, es muy compleja y pensada para saborear cada trago.

Se han utilizado varios tipos de malta de cebada, avena, copos de avena, azúcar candy, cáscara de naranja, flor de azahar, anís estrellado y agua de azahar. También se han utilizado varios tipos de lúpulos como Magnum, Huel Melon y Lemondrop. La conjunción de todos estos ingredientes hacen de la QUINTUPEL 13.0%, una cerveza revolucionaria y explosiva.

En definitiva, una birra con tonos dulces, flaneros reposteros, con recuerdos a cremas pasteleras y aromas cítricos-licorosos. Todo ello, para apuntalar y redondear su característica fundamental, los 13º grados de alcohol que se dejan sentir al primer trago.

Según nos cuentan, «hemos querido conseguir la cerveza de mayor graduación posible, demostrando que puede ser bebible y agradable. Una cerveza que tenga el destilado abajo y el fermentado arriba».

Cerveza yakka

Se han elaborado 1000 litros en esta primera tirada. Una cerveza dorada, turbia, de carbonatación alta y con una burbuja muy fina. Con aromas a flores y frutas blancas y con un cuerpo ligero y cálido pero muy complejo al mismo tiempo.

Un resultado final que ha dejado a sus creadores muy satisfechos: «una creación de la que no podemos estar más contentos; un cervezón en mayúsculas destinado a regalar memorables olvidos y a arrancar pequeñas sonrisas allá donde se escondan».

La cerveza de los 5 lobitos ha venido para endulzarnos el frío invierno.