Cerveza y recuperación deportiva

0
1472

¡Qué importante es la opinión de los expertos! Ya podemos salir a hacer deporte con todas las precauciones. Hay mucha información que considera positivamente la relación entre el deporte y la cerveza, por supuesto con la debida moderación. En el Santuario de la cerveza tenemos la suerte de contar con la ayuda y la valoración de Jose María Castillo (Chema), licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, diplomado en Fisioterapia y experto en Recuperación y Readaptación de Lesiones Deportivas, tiene más de 15 años de experiencia en consulta, cuidando de tenistas profesionales en los circuitos ATP y WTA desde 2006.

Es por todos sabido que el deporte, aparte de proporcionarnos entretenimiento, salud, bienestar y socialización, lleva consigo una serie de inconvenientes tales como desgaste articular, fatiga o lesiones deportivas que, si no se cuidan, pueden alterar nuestra salud.

Dentro del deporte se encuentran muchas disciplinas y, aunque cada una tiene su particularidad, todas comparten las mismas fuentes de obtención de energía por parte del organismo y un desgaste muscular y fisiológico que tienen que ser amortiguados a posteriori.

Enumeremos los productos que más se utilizan en la producción de energía:

  1. Carbohidratos.
  2. Minerales tales como fósforo, sodio, potasio, cinc, magnesio, calcio, cobre y manganeso, entre otros (Grijota 2016).
  3. Grasas, las cuales se utilizan en mayor cantidad a medida que el ejercicio se prolonga en el tiempo.
  4. Vitaminas, principalmente complejo B y las liposolubles C, D y E que coordinan la producción de energía y colaboran en paliar el estrés oxidativo (Domínguez 2017).
  5. Proteínas, que se consumen para producir energía, y sus aminoácidos (unidad básica de la proteína) para reconstruir tejido.

Debemos tener en cuenta no solo los productos que se precisan para la obtención de energía y la realización de movimientos, sino los desechos que se producen de ellos y que deben ser eliminados o amortiguados para preservar una buena homeostasis:

  1. Ácidos, provocados principalmente por el ejercicio de  alta intensidad.
  2. Pérdida de líquido, como consecuencia del aumento de temperatura.
  3. Destrucción y desgaste de tejido corporal debido al estrés al que está sometido el cuerpo.

Por todo ello, se precisa que durante y especialmente después del ejercicio se repongan y se aclaren estos sustratos para una correcta recuperación corporal. Sí es cierto que existen en el mercado muchas y muy buenas marcas de productos recuperadores, pero ¿y si pudiésemos disponer de uno natural y más barato que nos ayudase a recuperar correctamente?

La cerveza, esa bebida histórica cuyo origen algunos autores localizan hace más de siete mil años, puede ser de gran ayuda para amortiguar el impacto del ejercicio y mejorar la recuperación.

Repasemos un poco sus propiedades y componentes básicos:

  1. La cerveza está compuesta en un 92% de agua lo que favorece la rehidratación.
  2. Posee un alto contenido de potasio, fundamental en la contracción muscular.
  3. Posee gran cantidad de vitaminas, en especial del grupo B (principalmente B6 y B9) fundamentales en el funcionamiento de los sistemas nervioso y cardiovascular, la producción de energía y la regeneración corporal.
  4. Rica en minerales como el magnesio, el calcio, el flúor, el fósforo y bajo contenido en sodio, claves, todos ellos, para el correcto funcionamiento muscular, la mineralización ósea y la regulación de la actividad energética celular.
  5. La cerveza posee polifenoles, antioxidantes naturales que colaboran en impedir el desgaste y el envejecimiento corporal.
  6. Por último, entre los componentes de la cerveza destacan los carbohidratos de absorción lenta y las proteínas, que ayudan en la formación de tejido gastado y en la recuperación de los depósitos de glucógeno en el organismo (Fernández 2011).

Es decir, que la cerveza cubre un gran número de necesidades corporales a la hora de recuperarse después de un esfuerzo deportivo:

 
DESGASTE DEPORTIVO
 
  RECUPERACIÓN CERVECERA

Utilización y bajada de carbohidratos en el organismo

Carbohidratos de reabsorción lenta que favorece el llenado de dichos depósitos corporales 

Utilización de minerales: fósforo, sodio, potasio, cinc, magnesio, calcio, cobre y manganeso
Repone los niveles de minerales tales como el magnesio, potasio, calcio, flúor, sodio y fósforo

Vitaminas, principalmente complejo B y las liposolubles C, D y E.  

Recuperación de vitaminas en especial del grupo B, principalmente B6 y B9.  

Agua y fluidos corporales

La cerveza está compuesta en un 92% de agua.  
Desgaste general del organismo
La cerveza posee polifenoles, antioxidantes naturales que colaboran en impedir el desgaste y el envejecimiento corporal.
Utilización de proteínas
Contenido de proteínas y fibra soluble, que ayudan a la eliminación de residuos y a reponer los sustratos gastados

Vemos, gracias a este cuadro, que la cerveza nos puede ayudar, y mucho, en la recuperación deportiva. Sin embargo, hay dos factores importantes que debemos controlar para que esta recuperación sea efectiva:

  1. La graduación alcohólica. Todas estas cualidades no se ven alteradas siempre que el nivel de alcohol en la cerveza sea bajo, ya que éste nos produce deshidratación de los tejidos mediante el exceso de pérdida de líquido por la orina. Si a esto le sumamos la pérdida de líquido por el ejercicio, la sumación de estímulos puede ser muy dañina para el cuerpo. Debemos tener en cuenta que el alcohol puede alterar la función del organismo y, sobre todo, sobrecargar al hígado, órgano prioritario en la recuperación corporal. Así que cuanto menos graduación mejor para la recuperación.
  2. La naturaleza de la cerveza, al igual que la de muchos cereales, le confiere un ph algo ácido. Si le añadimos la acidosis creada por el organismo durante el ejercicio, hace que un exceso de ingesta pueda dificultar la regeneración ya que un ambiente ácido, es tóxico para el organismo. Por lo tanto, según Manuel Castillo Garzón, catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, no se deberían sobrepasar las dos latas para los hombres y los 330 ml/día para las mujeres,.

Podemos concluir afirmando que la cerveza tiene grandes cualidades que la convierten en un recuperador magnífico, ya que sus componentes minerales, vitamínicos, su alta cantidad de agua y su contenido de carbohidratos y proteínas la confieren en una bebida diseñada para la ingesta post deportiva; sin embargo, para realizar una recuperación correcta, debemos ingerir cervezas de poca graduación y en pequeñas cantidades, no más de una o dos cañas, ya que, si no, todas las cualidades positivas para la recuperación se verían eclipsadas por la fuerte acción del alcohol y el ph ácido en el organismo.

Así que… Deportista, cerveza después del ejercicio, ¿sí o no? Claramente sí, pero teniendo en cuenta que lo bueno, sin pasarse, es dos veces bueno.

Bibliografía

Dominguez Herrera, Raúl, 2012, Vitaminas y rendimiento deportivo: una revisión bibliográfica, EF Deportes.com, Revista digital, Buenos Aires, año 17, nº 170, julio 2012. www.efdeportes.com

Fernández Borunda, Mónica Sofía, 2011, La cerveza como bebida hidratante después del ejercicio, efectividad y seguridad para el consumidor.

García Martínez, Arantza, 2015. Propiedades de la cerveza como bebida hidratante. Consumo en población universitaria.

Grijota Perez, Francisco, 2016, Influencia del ejercicio físico en los niveles eritrocitarios de elementos minerales traza. http://hdl.handle.net/10662/3904