ARRIACA lanza una Radler al mercado cervecero

0
911
Arriaca y su nueva Radler con limón

ARRIACA vuelve a sorprender con un nuevo lanzamiento al mercado cervecero. La marca alcarreña ha elaborado una cerveza artesana estilo Radler. Este tipo de cervezas es muy común en las cervezas denominadas industriales pero lo cierto es que las cerveceras artesanas españolas eran algo reacias a este tipo de cervezas. ARRIACA se atreve con todo y buena muestra es la creación de esta nueva birra.

Dada la singularidad de la situación de crisis en la que vivimos, ARRIACA RADLER ha sido producida de forma virtual a través de su página web y redes sociales.

Según nos cuentan desde ARRIACA, “la diferencia fundamental de esta nueva variedad con las existentes en el mercado está precisamente en la calidad de los ingredientes, cerveza artesana y limonada con zumo de limón natural, que aportan al producto final una amalgama de matices maltosos, lupulados y cítricos tanto en sabor como aroma”.

ARRIACA mantiene su imagen para esta nueva cerveza Radler; fondo negro y franja de color, esta vez amarillo verdoso. Se han añadido elementos gráficos como rodajas de limón, jugo exprimido y una bicicleta, ya que este último elemento va muy asociado al concepto Radler. ARRIACA RADLER se convierte en la novena referencia fija en el catálogo de la marca, sin tener en cuenta las ediciones limitadas que se han elaborado para eventos u ocasiones extraordinarias.

ARRIACA RADLER es una cerveza de estilo fruit beer, con una graduación alcohólica baja, 2,7%, de color dorado pajizo y ligera turbidez, con espuma fina y blanca. Es recomendable consumirla fría, entre 4 y 6º en una copa Arriaca. Su aroma a cereal combina con notas florales del lúpulo y un intenso aroma a cítricos, en especial a naranja, mandarina y sobre todo a limón. Es una cerveza elaborada para el aperitivo, muy refrescante e ideal para tomar después de hacer deporte. Marida con ensaladas, arroces, sushi o ceviches. Fácil de beber y pensada especialmente para temporada de verano.

El estilo RADLER es uno de los más consumidos especialmente en verano. Y como todos los estilos tiene su historia. Existen varias versiones sobre el origen pero el más extendido lo sitúa en Alemania, en la zona de Baviera, después de la Primera Guerra Mundial. Franz Xaver Kugler, ferroviario de profesión y tabernero de vocación decidió un buen día abrir un negocio hostelero en Deisenhofen, una localidad al sur de Múnich, y que se había convertido en un sitio de paso para excursionistas que viajaban fundamentalmente en bicicleta. Como se consumía tanta cerveza, pronto empezaron a escasear las existencias, así que se le ocurrió la brillante idea de mezclar la cerveza con limón para aumentar las reservas. Resultó un gran éxito y Kugler se autoproclamó inventor de ese producto y lo llamó Radlermass, que venía a combinar las palabras Radler – denominación coloquial para los ciclistas en alemán – y Mass, que se refiere a las grandes jarras de litro típicamente bávaras. El éxito fue total y se extendió por todo el país donde se conoció simplemente como Radler, a excepción del Norte de Alemania que fue conocida como Alsterwasser.

Por eso se relaciona la bicicleta con este estilo de cerveza. En principio nació para tomarse en épocas de calor y para reponer fuerzas después de un ejercicio físico pero en la actualidad se consume en cualquier época del año.